Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30 septiembre 2011


No hay mayor soledad que estar rodeado de gente y sentirse solo.

No hay mayor vergüenza que sentir que no alcanzas a hacer todo lo que deberías día tras día.

Son dos afirmaciones quizás duras, quizás tristes, pero me las encuentro de vez en cuando al repasar mi situación personal, aunque puede que desde fuera poca gente sea consciente de ellas.

Sales de casa para llevar a las niñas al cole, para ir a trabajar, metro, autobuses, vuelta a casa, o vuelta al cole (los días que hay suerte y consigues ser eficiente para llegar a tiempo) y en todo ese tiempo, estás rodeada de mucha gente, pero apenas puedes nombrar, en mi caso, más de cinco personas con las que hayas interrelacionado de un modo personal (y cinco los días buenos). A las que hayas podido aportar algo como ser humano o de las que hayas aprendido o conocido algo nuevo ese día.

¿ Y por qué? ¿ Por qué no soy más sociable? Creo que porque todo el día voy contra reloj para poder llegar a los mínimos que  me he marcado, y de los que quizás yo sola soy la responsable. Quiero dejar a mis hijas en el colegio, quiero llegar pronto al trabajo para salir pronto y pasar las tardes con ellas y estar a su lado con los deberes, lecturas, ratos de juego, y compatibilizarlo con los baños , y con prepararles una saludable cena, y a la vez quiero poder sacar hueco para estar, o charlar, con mis padres, con mi hermana, con mis sobrinos, con mis amigos, y como no con mi marido ( que aunque esté nombrado al final, participa en muchos momentos de los anteriormente señalados).

Y dicho lo anterior, debo decir que mis amigos piensan que me organizo fenomenal, con las peques, con mi pareja, con mi familia, con el trabajo, con la casa, les parezco una todoterreno, una supermamá de esas que se nombran por algún que otro post. Pero una cosa es cómo te ven y otras cómo te ves tú, verdad? Y al final eso es lo que cuenta para nuestro sentimiento interior: como cada uno nos vemos,  como nos sentimos.

Está claro que los días son finitos. Que al final hay que ir priorizando en cada uno de ellos ciertas cosas, y que unas son 100% imprescindibles y otras las empezamos a considerar prescindibles y poco a poco las vamos dejando y llega un día en que nos duele haber dejado gente y aficiones por el camino. Pero al final hay que sobrevivir y conciliar el tiempo que se tiene.

La clave está en poder conciliar pero no de cualquier forma y como se pueda, sino de un modo que nos permita sentirnos felices y plenos como personas. Porque todos sabemos que al final estar felices con una situación controlada nos afecta, para bien, en todas y cada una de las facetas de nuestra vida: como padres, esposos, compañeros, hermanos, amigos, jefes, trabajadores.

Vamos a tratar de lograr una conciliación real ya.

Grupo en facebook: https://www.facebook.com/groups/conciliacionrealya
Página en facebook: https://www.facebook.com/ConciliacionRealYa
En twitter: @Conciliacion_RY

Read Full Post »


¿Qué es lo que mueve el mundo de cada uno de nosotros? Seguro que aunque habría tantas posibles respuestas como personas, casi todas tendrían un denominador común: los sueños.

Hay muchas cosas que nos preocupan desde que amanece hasta que nos acostamos. Y una de esas, de las que no se nos van de la cabeza es cómo poder hacer malabarismos un día tras otro para poder cubrir las necesidades de nuestros hijos tanto a nivel material como presencial. Cómo estar a su lado cuando están sanos, cuando están enfermos, cuando tienen que estudiar, cuando tienen que actuar, cuando tienen el primer desencuentro con su compañero/a del alma…y cómo mantener unos ingresos para cubrir las necesidades materiales que consideramos básicas… porque para ellos siempre lo mejor de lo mejor…

Y todo esto hay que hacerlo en una sociedad en la que los valores que la constituyen dejan en múltiples momentos mucho que desear.

Cuando parece que hay que elegir entre trabajar fuera de casa o quedarse en ella porque no hay demasiada consideración a que en tu escala de valores el trabajo sea un medio para vivir, y no el fin de la vida. Es más, la frase “el trabajo debe de ser lo primero” se escucha de modo habitual en muchas oficinas y despachos.

Pero las cosas no tienen por qué ser blancas o negras. Si somos seres educados y formados debemos poder aceptar, y ser capaces de gestionar, porque el tiempo de trabajo es sólo una parte del día, y  el resto del día cada uno debe poder disfrutarlo con los o con lo que quiera.

Creo que un problema grave es el presencialismo en el que vivimos a nivel horarios, el pensar que si un padre o madre llevan a su hijo al pediatra no pueden estar comprometidos con su trabajo, y olvidar a menudo que lo que no es bueno para uno no es bueno para los otros ( no puedo creerme que un padre no pueda ponerse en el lugar del otro cuando su hijo está enfermo o hay una reunión en el colegio…)

Considero que los horarios si somos responsables y respondemos con un buen trabajo pueden ser en ocasiones más flexibles, lo suficiente para poder llegar a más cosas sin la lengua fuera, o sin la sensación de ir contrarreloj todo el día. Y que las excepciones se pueden hacer, por qué no? Y por qué no pueden llegar a hacerse costumbre o hábito? Y por qué no pueden llegar a regularse?

Éstas son sólo unas breves reflexiones personales, que me hacen querer apoyar y creer en #ConciliacionRealYa . Este movimiento lo podéis seguir en twitter @conciliacion_RY y en Facebook.

Read Full Post »


Amanecer un domingo a las nueve de la mañana sin el despertador, es para mí todo un lujo. Mirar hacia el horizonte y ver las cuatro torres despuntando en el llamado Skyline me parece todo un placer. La casa en silencio, o casi en silencio, porque se puede escuchar el sonido de las respiraciones desacompasadas del resto de los habitantes.

Apenas se ven coches a través de las ventanas. Pocas personas pasean por los parques y calles cercanos. Algún que otro perrillo con su dueño disfruta de la soledad del parque. Todo es tranquilo mientras el sol va haciéndose un hueco.

Hoy va a ser un domingo familiar. Con la excusa de celebrar un Santo un mes después debido a la imposibilidad de hacerlo antes por cruces de vacaciones, hoy hemos quedado para comer. Prepararé un arrocito porque no me atrevo a denominarlo paella. Y tomaremos de postre algo de fruta y si llegamos un poco de helado. Repaso mentalmente todos los ingredientes y sí, están listos.

Me gusta estar en silencio. Me gusta no pensar en todo lo que me agobia. Me gusta olvidar por un momento esas preocupaciones que últimamente parecen abarcar gran parte de mi vida.

Es fácil caer en la tentación de pensar en tantas cosas, pero también es sencillo imaginar en todo lo que podrás hacer el día que muchas de ellas las hayas superado o te hayan abandonado.

Es otoño, pero por la temperatura no lo parece, por los tonos que se ven desde aquí tampoco.

Voy a volver a la cama. Voy a acurrucarme y a esperar a que la casa vaya despertando. A que el barrio vaya amaneciendo. Y voy a disfrutar de poder pensar en silencio.

Feliz primer domingo de otoño.

Read Full Post »


 

Sólo cinco minutos. Esos parecen los suficientes para dedicar a tratar de recopilar las cosas interesantes o no que nos han pasado durante el día y que no queremos olvidar.

He tratado de utilizar diferentes medios para ello ( lápiz y papel, agenda electrónica, móvil, calendario, normas nemotécnicas, …) pero es complicado. Oigo una noticia interesante, o leo un artículo que me parece curioso, entro en un post original suscrito o ligado a un “tweet” y al final no sé cómo hacerle seguimiento a todo ello, porque el día es finito, porque esos cinco minutos si al final me pongo se van a veinte o más y no son fácilmente sacables. Otra vez con lo mismo, me tengo que organizar.

Me gustaría saber cómo la gente “normal” se organiza en su día a día, porque en el trabajo la agenda es fácilmente actualizable y llevadera, pero ir vía agenda con todo el resto de cosas que componen mi día a día, no me parece… o a mí, hasta el momento no me funciona, aunque puede ser cuestión de práctica.

Cómo te organizar tú para hacer el seguimiento de temas que te interesan? Recortes de prensa? Alarmas o avisos en el móvil? Utilizas alguna herramienta además de Google reader? Cómo retomas los tweets que te interesan además de señalarlos como favoritos ( porque lo mismo luego no lo son…)?

Bueno, al final han sido más de cinco minutos…

Read Full Post »