Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘familia’


El día a día me come, me devora, me consume.

Cuando a ese día a día se le añade además alguna ocasión especial la locura total llega a mi vida.

Y da lo mismo que sea algo planificado, que sea algo espontáneo, todo me acaba poseyendo, de tal forma, que sin querer comerlo ni beberlo me “autoalieno” y soy incapaz de llevar mis quehaceres habituales a un ritmo normal. De la noche a la mañana recoloco y priorizo: cuestión de supervivencia.

En estas últimas semanas una ocasión muy especial se estaba gestando en mi familia, y sólo puedo decir que las horas que dediqué a preparar tal momento valieron la pena. Esos ojos, esa mirada, esa sonrisa… ese beso, ese abrazo… esas flores…

Gracias a todos los que, pese a mis nervios, agobios, dudas, inseguridades, etc, han estado alentándome y sosteníendome cuando pensaba que iba a desfallecer entre tanto quehacer y tan pocas horas de sueño.

Gracias por confiar en mí, y formar parte de mi vivir.

El mayor regalo tu sonrisa

El mayor regalo tu sonrisa

 

Anuncios

Read Full Post »


Hoy no dejo de pensar en lo complicado que se va haciendo esto de educar en el día a día.

Tener un bebé es algo bastante dulce y gratificante. Esos pequeños ( o grandes ) lloros, esas horas de sueño interrumpido, esos pequeños vómitos justo cuando vas a salir de casa que te hacen llegar tarde donde fueses sí o también… total, todas esas pequeñas cosas se olvidan en el momento en que te sonríen, que te balbucean… En ese momento tienes muy claro que ante todo eres su madre. Y por ello las horas perdidas de sueño las das por buenas, esos ratos de consuelo te los tomas como bonitos tiempos, y hasta tener que salir con un modelo que  te ponías años atrás te parece algo sin importancia.

Según van creciendo empezamos a dudar sobre ese tipo de relación.

Y aquí entran mis grandes dudas.

De pronto parece que hay que cambiar el rol de madre por el de amiga.

Yo creo que eso es muy complicado y no llego a tener claro que sea necesario.

En estos días mis reflexiones son las siguientes:

– ¿ De verdad hay que ser amigo de un hijo para poder ganarnos su confianza y  ayudarle?

– ¿ He sido yo en algún momento amiga de mi madre?

– ¿ Se es amigo de modo natural o es necesario pasar por un proceso y cambiar el rol de madre por el de amiga?

– ¿La confianza se puede tener desde el papel de madre?

Espero poder compartir en breve mis reflexiones al respecto. ¿ Has reflexionado tú ya sobre ello?

 

Fuente foto: http://t2.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcRTR0tKPDqKLHdnM8k7Z8oE1fT5MxgrWUU6H6hfp7qTBqWljKuB

Read Full Post »


La cuenta atrás ha comenzado.

En siete días todo habrá pasado.

Vuelvo la vista atrás y pienso en el momento en que me enteré del I JORNADA DEL EVENTO de BloggersFamily.

Pensaba en la ilusión que me haría asistir, pero era arrastrar a mucha gente para ello. Además, en aquella época apenas podía moverme y no veía el momento de volver a llevar una vida normal, de esas de poder entrar y salir sin depender de nadie para hacer el 100% de mi vida.

Luego poco a poco, cuando la peque llegó, leyendo sobre cómo avanzaba el planning para ese día, viendo la posibilidad de conocer cara a cara a los dueños de esos tweets y blogs que me acompañaban en el día a día, reevalué la posibilidad de poder asistir y así se lo comenté a mi Santo.

Tenía claro que no iba a ir sola. No. Por un lado no podía separarme de una bebé lactante por “ocio y placer”. Por otro lado, las semanas son muy duras a nivel familiar como para separarnos el fin de semana también. Así que creo que la ilusión de mis ojos le convenció. Y allá que vamos de excursión.

Ahora que se acerca el momento, los nervios me empiezan a aflorar.

Un encuentro con bloggers maternales ( y paternales) que leo, aunque no a todos los sigo porque confieso que eso de suscribirme no siempre me funciona y me cuesta acordarme después, no es excusa, lo sé, pero es la verdad.

Los protagonistas de esas historias que tantas veces me hacen replantearme tantas y tantas cosas ya sea como persona, como madre, como mujer, como amiga, como esposa…

Y lo mejor, ahora que lo pienso, la mayoría con una imagen asociada al blog… y yo con una imagen mucho más modesta… y con un nombre de blog que no cuadra con el perfil de Twitter… Ja, Ja, Ja… ya me veo ” ¿¿¿ Eres Made qué???” ” ¿ Ah! Eres Dando qué??”

Nervios, nervios, nervios… pero bueno, sé que habrá un grupo que me reconocerá rápidamente, y me ubicarán tanto con el tweet como con el blog. Mis imperfectas. Bueno, una parte de mis imperfectas. Porque no hemos tenido suerte de poder subir todas, ¿ verdad? A ver si lo conseguimos la próxima edición de BloggersFamily, porque chicas, habrá más, ya lo veréis.

Nada, ahora a dormir, que hay que estar descansada esta semana para poder estar al 100% para el #17NBCN.

Nos vemos!

MUAC!

https://si0.twimg.com/profile_images/2637218966/a91cbfe95c12d9b1cc515749ceb598ea.jpeg

Read Full Post »


Ya hemos pasado el tercer día de clases de este nuevo curso. Aún es pronto para saber cómo irá este año, pero lo hemos comenzado y recibido con sonrisas e ilusiones, junto con un buen puñado de nervios.

Este año las dos mayores están en primaria. La pequeña “se nos ha hecho mayor” y ya hay que empezar a acordarse de horarios, de días de chándal y de exámenes.

 

(Fuente Imagen: http://3.bp.blogspot.com/-6pjeH8fayrE/UE_H9-go4HI/AAAAAAAAFUM/17HpigKi-0I/s1600/Vuelta-al-cole%5B1%5D.jpg )

Ahora tenemos que ir al encuentro de rutinas, aunque hasta que llegue octubre sabemos que no serán muy consistentes y reales.

Y es esa búsqueda de rutinas la que nos hace volver a dar vueltas a los horarios que tendremos los padres para adaptarlos a los que tendrán las niñas en el colegio.

Y de pronto me veo echando la vista atrás un año y me pongo a recordar el propósito que nos hicimos de ponernos en marcha para tratar de lograr alcanzar la conciliación en nuestras vidas, y veo que no nos ha sido posible aún alcanzarlo: Nos hemos pasado el año haciendo malabarismos para estar ahí a primera hora dejándoles en clase, llegar a hora al trabajo, salir puntuales de la oficina para llegar a buscarles, tener la tarde para estudiar con ellas, quedarnos en casa los días que se han puesto enfermas…

Nos ha tocado volver a tirar de los abuelos. Ellos con su gran disposición e infinita paciencia han hecho que nuestros brazos parezcan más largos, que podamos abarcar lo que físicamente no podemos por reuniones o proyectos de última hora, o simplemente por enfermedad, porque los padres también nos ponemos enfermos a veces, aunque es cierto que muy de vez en cuando porque no estamos como para darnos “esos lujos”.

Ahora, vamos a tratar de entrar en rutinas, de reajustar horarios y una vez más seguiremos teniendo claro cuáles son nuestros principales valores para que este curso podamos vivir y disfrutar del año tanto a nivel familiar, personal como profesional y quizás éste si sea nuestro año de avanzar en ese deseo llamado conciliación.

 

 

(Fuente Imagen: http://www.sophya.es/blog/wp-content/uploads/2011/04/conciliacion-2.jpg )

Read Full Post »


Todos hemos experimentado alguna vez esa sensación de miedo o desasosiego que produce el encontrarse en un sitio nuevo, rodeado de desconocidos y sin tener la situación controlada.

Estos días, muchos de nuestros pequeños están pasando o pasarán por lo mismo.

Sí. Ellos pasan por lo mismo.

La gran diferencia es que los adultos ya hemos aceptado enfrentarnos a esas situaciones. Y aunque a algunos le puedan suponer temblores, noches de insomnio e incluso mal cuerpo o lágrimas, sabemos que hay que pasarlo y lo hacemos sin apenas manifestar ante terceros esas angustias y miedos.

Nuestros peques, por el contrario, saben que ante cualquier problema o necesidad estaremos a su lado…pero en un sitio en el que papá y/o mamá no están, ¿cómo van a poder ayudarles?

Por eso ahora son días en los que se hace aún más necesario ser muy paciente con los peques, cariñosos, comprensivos… y sobre todo son días en que tienen que notar que estamos ahí, que cuando salgan del colegio o la guardería serán nuestros ojos , o los de otro ser de referencia para ellos, los que les estarán esperando.

Del mismo modo son días en los que nosotros los padres nos sentimos temerosos de que ellos no estén bien, no encajen… y hay días que es duro dejarles llorando y ver que las horas no pasan para acudir a recogerlos mientras en nuestras retinas se ha quedado grabada su carita sollozando y esos ojos suplicantes…

Por todo ellos, os quiero desear, bueno, nos quiero desear, mucha suerte en este comienzo de curso para todos, peques y mayores. Por un poquito de suerte para que apenas derrochemos lágrimas y no  nos sintamos desangelados con las diarias separaciones.

image

Read Full Post »


“Soñar es gratis”.

No recuerdo el momento en que por primera vez escuché esta frase, y lo peor es que hasta hace muy poco tiempo, ¡me la creí!

Soñar, no es gratis, porque aunque nos sirve como motor para incentivarnos a hacer ciertas cosas con la ilusión de poder al final alcanzar alguna otra que consideramos nuestro sueño, también nos hacen emplear energía, destinar esfuerzos y sacrificios hacia un sueño que no siempre es finalmente alcanzable.

 

Fuente: lugares-sonar-porque-sonar-es-gratis-L-ZAMv6q.jpeg

Según las distintas etapas que vamos viviendo en nuestra vida, tenemos sueños nuevos, algunos alcanzables y otros no, algunos permanentes y otros no.

Entre los sueños permanentes: alcanzar la felicidad, conservar el amor verdadero, que los que queremos siempre estén a nuestro lado…

Entre los sueños nuevos y correspondientes a diferentes etapas: conseguir el amor verdadero, tener un trabajo que nos guste, formar una familia, hacer un viaje, tener hijos, aprender a hacer alguna actividad,  hablar idiomas, envejecer con nuestros seres queridos cerca, tener amigos para siempre…

El problema es que según vas pasando etapas, cumpliendo sueños, y dando otros por perdidos, te planteas si soñar merece la pena o es mejor no ilusionarse con aquellas cosas que difícilmente se van a alcanzar por más esfuerzo que se emplee a ello.

Pese a todo, en mi caso, como diría Calderón de la Barca “la Vida es Sueño” y no podría vivir sin tener un incentivo para ello, un gran sueño: que mi familia sea feliz, cueste  lo que me cueste, implique lo que me implique..

Y a día de hoy, sé que lo que me implica es alcanzar una vida conciliadora a nivel personal y profesional, cosa por la que luché y trabajé el año pasado y tendré que seguir en éste.

Y tú, ¿qué sueños tienes? ¿Son permanentes o nuevos y puntuales? ¿Podrías vivir sin sueños?

Read Full Post »


“Querido/a…”

“Hola … “…

¡Qué ilusión me ha hecho siempre recibir cartas! Ya fuese de gente que hacía tiempo no veía, como de mis amigas del instituto a las que veía todos los días y hacía apenas unas horas que nos habíamos separado.

¡Por no hablar de los Christmas! Tan iguales que me parecen ahora y tan distintos que me parecían antes. Siempre creyendo que estaban elegidos para mí por ser yo, como yo hacía con cada uno que mandaba en función de a quién fuese…

¡ Y esas postales que llegaban en verano!, de esos amigos y amigas que nos mostraban cómo se acordaban de nosotros desde sus sitios de veraneo, ya fuese la playa o el pueblo de sus abuelos…  y que hacían que marcharte de vacaciones supusiese una visita previa al estanco por si luego no había sellos en el lugar de veraneo…

Puedo recordar el momento de abrir el buzón o que subiese mi madre con el correo y dijese que habías recibido algo a tu nombre… ese pequeño ritual de abrir, si era carta, sin que se rompiese más que lo mínimo el sobre, y sentarte a leer esas letras, a las que ponías voz en tu cabeza…  y entonces a preparar la respuesta para enviarla de nuevo. Según la persona en papel blanco, o en papel de colores, con bolígrafo azul ,o de colores… Ahí plasmabas tus sentimientos, ya alegrías, ya penas, de infancia, y las más de adolescencia…

Es curioso, releer de nuevo esas cartas recibidas y encontrarte a través de ellas con la realidad de aquellos años que tienes quizás un poco dormida.

De pronto te das cuenta de gente que ha ido desapareciendo de tu lado y que parecía que la necesitases como el aire para respirar en aquellos momentos. Cuya amistad parecía irremplazable, irrompible. Esas amistades que poco a poco se fueron enfriando, distanciando y hasta olvidando.

¡Ay! Esas amistades de verano que cuando volvías a casa parecía que te iban a volver loca con su ausencia tras haber compartido en apenas diez días “toda tu vida”. Nombres que al leerlos en un sobre te traen mil recuerdos a la cabeza. Sensaciones que viviste se reavivan por unos segundos. Los suficientes para hacerte sonreír y traer al presente un trozo de ti.

http://3.bp.blogspot.com/-acdch8EdCps/TVU5siURdMI/AAAAAAAAASk/yPl40jGAhcw/s1600/MIrandoAlPasado.jpg

Y entonces me encuentro pensando en la cantidad de cartas electrónicas que escribo ahora a amigos, y que recibo en contestación, y que quizás se pierdan en este espacio 2.0. En esos post del blog que hago, en los de otros que comento… en esos tweets diarios… Letras que no sé si se podrán recuperar dentro de unos años para traer a mi memoria a tanta gente apreciada y querida en estos momentos, ¿tantas sensaciones y emociones compartidas se quedarán perdidas y olvidadas en el limbo 2.0? ¿ Qué debería hacer para en unos años revivir momentos y sentimientos? ¿Imprimir cada correo personal recibido? ¿ Hacer copias de seguridad de los posts del blog y los comentarios a cada uno de ellos?

No quiero perder esa ilusión de recordar esos pequeños momentos al sentarme entre material antiguo cada vez que recoloque un armario. Y temo olvidar lo que he vivido en estos años de la llamada “era digital”.

Quiero, el día de mañana poder sentarme y leer esto que ahora tecleo, porque mi pasado me pertenece, porque mi pasado quiero que se haga algún día presente.

Read Full Post »

Older Posts »